LA FE EN LOS CAUDILLOS
LA FE EN LOS CAUDILLOS

Autor: Angelo Guiñez Jarpa

Escultor: Jorge Rodolfo March Schiebelbein

Esta obra nos introduce once personajes históricos que representan los valores de la hispanidad, cuyas vidas son contadas en primera persona.

Personajes de todos los ámbitos de la sociedad a lo largo de los últimos tres siglos: militares, esclavos, virreyes, caciques indígenas, simples ciudadanos que comparten un origen, un idioma, una fe, y un profundo amor a la Madre Patria.

Estas once historias son muy oportunas en estos tiempos difusos y oscuros.

Tiempos en los que se lleva implantando de forma metódica y constante un aniquilamiento de la esencia de la Hispanidad y de su idiosincrasia. 

Con esto, se pretende desvirtuar esta obra de carácter universal, la Hispanidad, que es el gran legado que hemos dejado los hispanos a la humanidad. 

Entiéndase, que todos éramos españoles con igualdad de derechos y obligaciones, con un idioma y una fe común.

Gracias a la esencia de la fe Católica, Apostólica y Romana, compartimos todos esos rasgos y esa herencia, como hermanos que somos, aun habiendo pasado doscientos años desde la separación de nuestro país, porque España era una unidad política y administrativa que integraba muchas culturas diferentes.

Bajo mi punto de vista, el autor ha hecho una selección perfecta de los personajes, pues en ellos se asientan los valores de gentes con profundas convicciones. 

Personas que arriesgaron todo lo que tenían para defender su país, aún a costa de su propia vida y, creo que, a nivel personal, para poder mirarse todos los días al espejo. 

Evidentemente, son personas especiales que simbolizan cada uno de ellos el carácter hispano, aunque tengan orígenes diferentes en cuanto a estrato social, formación académica, época en la que vivieron, etc.

Muchos de ellos gente humilde del pueblo, pero con unas convicciones del tamaño de la cordillera de Los Andes.

Y no hay nada mejor que un ejemplo para ilustrar todo lo que aquí relato. 

A continuación, reproducimos una carta que aparece en este libro escrita por el militar argentino Roberto Néstor Estévez Benítez a su padre instantes previos a dirigirse a las Malvinas en 1982:

Querido papa:

Cuando recibas esta carta yo ya estaré rindiendo cuentas de mis acciones a Dios Nuestro Señor. El que sabe lo que hace, así lo ha dispuesto: que muera en cumplimiento de mi misión. Pero fíjate vos ¡que misión! ¿No es cierto? ¿Te acordaras cuando era chico y hacia planes, diseñaba vehículos y armas, todos destinados a recuperar las islas Malvinas y restaurar en ellas Nuestra Soberanía? 

Dios, que es un Padre Generoso, ha querido que este, su hijo, totalmente carente méritos, viva esta experiencia única y deje su vida en ofrenda a nuestra Patria. Lo único que a todos quiero pedirles es:

Que restauren una sincera unidad en la familia bajo la Cruz de Cristo. Que me recuerden con alegría y no que mi evocación sea la apertura a la tristeza y muy importante. Que recen por mí.

Papa, hay cosas que, en un día cualquiera no se dicen entre hombres pero que debo decírtelas: Gracias por tenerte como modelo de bien nacido; gracias por creer en el honor; gracias por tener tu apellido; gracias por ser católico; argentino e hijo de sangre española; gracias por ser soldado; gracias a Dios por ser como soy y que es el fruto de ese hogar donde vos sos el pilar.

Hasta el reencuentro, si Dios lo permite.
Un fuerte abrazo

Dios y Patria ¡O muerte!

Roberto

LA FE EN LOS CAUDILLOS
Conecta con Atlas Armeros: