Uno de los métodos de terminación para la protección del metal es el pavonado, existen múltiples métodos de pavonado casi siempre asociados a los aceros empleados para las distintas piezas por los fabricantes de armas. 

Básicamente el pavonado es una oxidación del acero que al transformarla queda pegada al metal y lo protege del oxígeno ambiente y decora la parte normalmente en color negro, azul o una combinación de ambos. En armas clásicas de avancarga el color suele ser marrón.

Como hemos dicho al principio existen numerosos métodos y fórmulas de pavonado, están los pavones en caliente y los fríos.

Los pavones en caliente suelen ser combinaciones de sales que se aplican en baños a una determinada temperatura, según el tipo de formulación. Las piezas se sumergen en el baño de sales y pasado un tiempo se crea una película superficial de color negro que protege las piezas del oxígeno ambiente. Este método se empezó a aplicar a principios del siglo XX, cuando se buscaba un método de pavonado para la fabricación en masa.

Los pavones en frío se basan en crear esta capa de protección mediante aplicación directa de soluciones de pavón que están basadas en ácidos y otra sustancias químicas, este método se aplica en frío y se le van dando baños a las piezas para neutralizar la acción del agente oxidante y por capas, se va construyendo ese acabado superficial. Es un método lento, pero muy efectivo y se va controlando el proceso capa a capa, es el método más antiguo y requiere mucha atención y conocimiento del proceso pues puede durar varios días en los que tenemos que estar pendientes del proceso en todo momento.

Ahora ya sabes dónde encontrar tu taller armero especializado en rifles de caza y precisión.

Para más información, puedes ponerte en contacto con nuestro taller de reparación de armas llamando directamente al +34 966 544 141 o a través de nuestro formulario de contacto


Conecta con Atlas Armeros: