En esta ocasión, tenemos en las manos un magnífico fusil Carl Gustav en calibre 6.5 x 55 sueco.

Estos rifles fabricados a principios del s.XX son un ejemplo de excelente manufactura Mauser, un perfecto binomio entre acción, en este caso modelo 1896 y un cartucho con sobresalientes características en cuanto a precisión.

El perfecto montaje con las tolerancias exactas de los distintos componentes, es uno de los secretos para que nuestro rifle nos dé una precisión sobresaliente y un funcionamiento óptimo.

Que el cartucho quede perfectamente alineado con el eje del cañón, con la tolerancia correcta de recámara es sinónimo de excelentes agrupaciones y una expansión perfecta de la vaina.

Aquí puedes ver un breve video de la comprobación final.

Ahora ya sabes dónde encontrar tu taller armero especializado en rifles de caza y precisión.

Para más información, puedes ponerte en contacto con nuestro taller de reparación de armas llamando directamente al +34 966 544 141 o a través de nuestro formulario de contacto

Conecta con Atlas Armeros: